Productores regalan tomates como protesta a políticas de importación

Los productores de tomate de la provincia de Chiriquí encabezaron este jueves 2 de marzo una protesta pacífica, en la que regalaron parte de sus cosechas. La medida es tomada tras, lo que aseguran, es el poco apoyo del Gobierno Nacional en esta materia.

Los productores Edward Espinoza y Rommel Miranda señalaron que las importaciones, aunado a la falta de mercados, han generado -lo que perciben- como una crisis.

“Lo que más está afectándonos a los productores nacionales, lógicamente, son las importaciones a causa que en el periodo anterior y en el actual se han reformulado los artículos que hay que modificar a la ley de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa)”, comentó Espinoza. “El punto crítico que nos está afectando es la ley [de Aupsa] que permite una libre introducción, de forma muy fácil”.

Mientras que Miranda reiteró que “hay bastante producción” pero que el Gobierno les ha dado la espalda. “No nos ha ayudado en nada”, puntualizó.

Igualmente, Espinoza expresó que el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) se ha convertido en un competidor más del productor. “El IMA era para ayudar a la comercialización del producto nacional, no para importar que es lo que está ocurriendo”, dijo.

“Como productores humildes, tenemos esa bondad al pueblo panameño de regalarle comida. No compren eso caro en el súper, compren en los mercados”, manifestó.

Gobierno responde

El director del IMA en la provincia de Chiriquí, Ángel Jaramillo, explicó que el pasado 20 de febrero se realizó la apertura de la compra de tomates chiricanos “con el propósito de ayudar y colaborar a la comercialización” de este producto.  “Hemos estado en el Centro Post Cosecha de Volcán y Dolega recibiendo la producción de diferentes productores”, señaló.

Sin embargo, Jaramillo explicó que en las primeras reuniones habían 63 productores interesados en una respuesta, pero que sólo cinco asistieron a entregar tomates.

Además, el ministro de Desarrollo Agropecuario Eduardo Enrique Carles reiteró esta mañana, vía telefónica que se abrió una investigación para analizar el tema de las importaciones.

Titular del MIDA responde a cuestionamientos tras protesta de productores

Carles apuntó que las que se han detectado representan no más del 5% del consumo a nivel nacional y que se tratan de importaciones “muy puntuales, de cadenas de supermercados”, por lo que esto no debería afectar a los productores.

Para Carles, todo se ha debido a una oferta mayor de tomate nacional en un momento específico. “Históricamente, el mes de febrero tiene el precio más bajo del año, sin embargo no a los volúmenes que vemos”, agregó.

Gráfica de importación mensual de tomates frescos o refrigerados, según datos de AUPSA.Gráfica de importación mensual de tomates frescos o refrigerados, según datos de AUPSA.

Gráfica de importación mensual de tomates frescos o refrigerados, según datos de AUPSA. Tomado de Internet/Aupsa.

“Posiblemente hay una distorsión comercial, un volumen extra que no se esperaba en esta época del año.   Evidentemente, tenemos que seguir investigando con la Acodeco, con el IMA”, enfatizó.  La Aupsa informó en un comunicado que los empresarios han importado, aproximadamente, cuatro mil quintales de tomate durante los meses de enero y febrero.

“De acuerdo con información suministrada por el Ministro de Desarrollo Agropecuario el consumo mensual de este producto es de 60 mil a 80 mil quintales al mes. Esto significa que la importación de tomate en lo que va del año representa menos del 3% del total del consumo nacional”, sentenciaron.

Fuente: TVN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *