Enfrenta el miedo y libérate

“El miedo puede ser uno de los aspectos más desalentadores de la vida; incapacita a algunas personas y priva del amor, la alegría y la eficacia a millones de otras. El miedo puede despojarte de tu amor propio, puede impedirte vivir a plenitud y atraparte en una cárcel construida por ti mismo.

El miedo con frecuencia se engendra en la ignorancia, ignorancia de los hechos, ignorancia del amor de Dios, ignorancia de la Palabra de Dios. Tendemos a temer todo aquello que nos resulta ajeno. Es fácil ser intimidado por lo desconocido, personas, lugares o experiencias que nos resultan diferentes o ajenos. Si lo permites, el miedo devastará tu presente y destruirá tu futuro”. (Fragmento tomado del libro “Dile adiós a tus temores”, de Marcos Witt)

Como lo refiere Witt en ese escrito el temor nos invade proporcionalmente a lo que ignoramos. La mayoría de las personas tiene grandes temores debido a la falta de conocimiento.

Hay que recordar que el Gran Maestro de todos los tiempos Jesús, expresó en su Palabra: “Conocerás la verdad, y la verdad te hará libre” (Juan 8:32), mientras más conozcamos la verdad, más libres viviremos de cualquier temor.

Mientras más nos acercamos a nuestros temores para conocerlos, más nos daremos cuenta de la mentira que se esconde detrás de ellos.

Los seres humanos seremos confrontados durante nuestra vida por  situaciones que nos darán temor. Es importante que cada uno tome una decisión y diga ¡Basta! “Ya no quiero sentir miedo, estoy cansado de sentir miedo”. “Hoy cambiaré mi manera de pensar”.

El hecho de sentir miedo no nos puede someter y postrar ante éste, porque nunca podremos obtener la victoria si huimos, tenemos que enfrentarlo con actitud emprendedora y determinada, para no dejar que éste crezca fuera de proporción y nos conduzca a una crisis que puede llegar a destruir nuestras emociones, nuestra familia, los amigos y el mundo que nos rodea.

Mujer si tu miedo lo causa las palabras de tu pareja, sus acciones y reacciones, debes enfrentarlo y liberarte ahora de este temor, ya que el tiempo termina convirtiendo estas vivencias en algo cotidiano, que sencillamente destruirán tu autoestima y amor propio.

No tengas miedo, busca ayuda, no te aferres al sentimiento del “amor”, porque seguramente ni siquiera existe, ya que cuando hay amor de verdad no te gritan, no te pegan, no te humillan, ni te vejan. Por el contrario te protegen, procuran tu bienestar y cuando las cosas no van bien te invitan a buscar ayuda profesional para tratar de salvar la relación.

Es importante que tengas conciencia de que cuando permaneces al lado de un hombre, porque este te provee el sustento, tienes problemas y debes ayudarte, porque lamentablemente ese plato de comida te puede llevar a ti y  a tus hijos a  la muerte física.

Ten presente que Dios nos dio a todos algún talento, que con ingenio podemos desarrollar, algo sabremos hacer y debemos  ponernos en marcha ahora, no hay nada más maravillo que estar con nuestra pareja por amor y no porque dependamos  totalmente de ésta.

Además el trabajo nos enaltece, nos da vida,  nos permite un mayor radio de acción para ver y conocer más del mundo, lo que nos hará más libre e independientes.

Con esto no te estamos invitando a que se acaben las relaciones, por el contrario estamos invitándote a que conozca tus fortalezas y las ponga en práctica a fin de que el hombre te valore por ti, se de cuenta que eres valiente y puedes enfrentar cualquier circunstancia sin miedo.

Licda. María Emilia Guarino

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *